SEGUNDA FUERZA: PRESENCIA

PRESENCIA

La belleza del ahora contiene una riqueza interior llena de vitalidad y energía espiritual. Lo más importante de ella es ser lo suficientemente sutil para percibir su fragancia. Todos los problemas del Ser humano existen por la perdida del amor de la Presencia o podemos decir por la perdida del ahora.

El ser humano ha perdido la conexión con la vida que hay en el “AHORA” y han dejado de saber quién son realmente, se han identificado con el yo con forma que surge en la mente y viven en una creación virtualizada. Hay un pensador en nuestra cabeza que ha ocupado el trono del reino humano. Desde la identificación con este yo pensante todo parece físico, pero no lo es, todo está inunda de presencia de Ser.

Perdiendo el contacto con la dimensión espiritual dejamos de saber quienes somos realmente, de qué estamos hechos y sobre todo, hemos perdido el contacto con la viva vida presente.

Pero el despertar espiritual es la clave de la transformación, ¿Qué es el despertar? Es el reconocimiento de la esencia del SER, ESTE ES EL PRIMER PASO, es una apertura hacia la dimensión de la presencia para comenzar a degustar que la experiencia humana no es realmente física sino espiritual, ingrávida y silenciosa, verlo es un reconocimiento de la Eseidad que somos. EL despertar es más simple de lo que parece o creemos, una sola mirada hacia el presente y ¡ZAS! el presente se vuelve rico en vivacidad, pero al estar detrás de la mente todo parece anodino, esta virtualizado por los significados psicológicos que nos hacen creer que no hay vida más allá de la mente.

Presencia es el segundo poder que puede conectarte con lo espiritual, pues después de entregar (Primer Poder- conocerlo aquí ENTREGA) lo externo o la superficie de la vida, presencia hace su aparición como substancia viva y permanente, siempre floresciente y presente en nuestro día a día, este poder de percibirla es el milagro de despertar sutilezas para detectar y revelar lo que está en lo imperceptible y ver lo inefable.

Al entrar en el ahora es cuando podemos comenzar a percibir la intensidad de presencia en su crudeza, ya que la energía del campo de la conciencia estará disponible más abiertamente cuando silencies la mente y podrá ser sentida como Presencia-de-Conciencia.

Presencia se convierte en el puente de entrada a la dimensión espiritual, al campo energético de vida exterior/interior, esta mirada lúcida hacia lo inmanifiesto es el percibir de la dimensión del Ser más allá de la miriada de formas de la superficie de la vida. 

Para comprender mejor lo que es la Presencia debemos de saber que, es el sustento de la creación, es el campo energético que permea y satura los objetos, es la fuente de vida de todas las formas… incluyendo por supuesto la tuya. Toda vida en este planeta es y existe por Presencia. 

No la conocemos porque no miramos de cerca:

Esta segundo Poder en el camino hacia el despertar de la Conciencia y a la pureza de la condición despierta. Presencia es siempre en nosotros, nunca puede marcharse pues es el principio activador de la vida y la experiencia pero no estamos acostumbrados a detectarla, sin embargo cuando te vuelves más sutil, ella se ve tal cual es en su máximo esplendor, solo hay que tener la capacidad de mirar con sutileza. 

Pregúntate: ¿Qué es lo primero que te encuentras cuando la mente se silencia?

 Esta es una cuestión esencial que no todo el mundo es capaz de ver, pues no somos conscientes de que presencia es inmediata, no es algo que debamos de construir, es en esencia lo que queda cuando la mente está en silencio. 

Haz esta pequeña prueba, deja la mente en silencio por un momento siente la quietud y detecta qué es lo queda… “Ello es presencia”. Conociendo que presencia es permanente, descubres lo que no es de este mundo.

El gran misterio espiritual puede ser revelado llevando nuestra visión al descubrimiento de qué es “aquello” que siempre está en nosotros, que no muta y que no cambia y, que siempre es lo esencial de cada experiencia de vida, ya sea buena o mala. 

Eso que es siempre permanente es la esencia de la visa, y es en ella donde el ser humano tiene una capacidad infinita de Ser y existir en el gozo de presencia se esconde la dicha y la felicidad del SER.

La riqueza de la vida:

El momento presente contiene la riqueza de la presencia, cuando salimos de la mente nuestros sentidos cobran vida gracias a Presencia, experimentando que somos “Riqueza Presente”. Es en el contacto con el ahora donde los cinco sentidos son potenciados por presencia y nos presentan una nueva forma de vivir en la riqueza de nuestra percepción. 

Al detenerte en el momento presente todo cambia, el sentido espiritual crece y tu capacidad de experimentar la sensación de vivacidad consciente se vuelve floresciente.

También nos da un conocer de los secretos fundamentales de la vida, pues comprendes que ello es la vida que sostiene el cuerpo, es en sí mismo un campo de vitalidad que puede percibirse conscientemente como la sensación de vida interior. En realidad, presencia puede también percibirse en el exterior, ya sea en los objetos inanimados, o en el inmenso espacio que nos rodea. De hecho, la capacidad de percibir el espacio es la Presencia-de-Espacio.

Entonces ¿Qué es presencia realmente?

Si bien sabemos que presencia no es un objeto material y tampoco es un pensamiento o una creencia, no puede ser percibido por los sentidos ni conocido a través de la mente presencia debe de estar más allá de este mundo, porque es lo que sustenta todos los medios que la percibirían. 

Debemos de comprender que presencia es en sí misma una substancia viva, y por no entrar en tecnicismos filosóficos, esta substancia está en el trasfondo de todo acontecer, es una substancia que no tiene varioación (no cambia), no se desplaza pues ella es la Presencia de la Conciencia que es omnisciente, omniabarcante y omnipotente, lo es todo y está en todo. 

Cuando sientes un profundo silencio interior y la mente se detiene es que has tenido un contacto con la presencia del Ser. Ella nos enseña que lo que somos esta más allá de la mente.

Cuando la Conciencia o el Ser vino a este mundo lo hizo en su sacralidad, todo aquél que ha tenido hijos comprende la sacralidad y la inocencia de un bebe recién nacido. Su esencia es virgen pero vigorosa, pura energía y vitalidad. Hay una energía viva detrás de todas las cosas… están conectadas a la fuente del Ser gracias a presencia. 

Así que en su llegada al mundo lo hace en la inocencia y en el cariño/amor de su sacralidad, este amor es el aroma de la Conciencia pura que trae consigo un sentimiento puro de divinidad presente en el ahora. 

Presencia es el puente sentido y vivido hacia el SER. 

¿SABÍAS QUE EL EGO TAMBIÉN DICE QUE PRESENCIA ES EGO?

Este es uno de los engaños primordiales, conoce este engaño en el siguiente enlace: 

 POST: EL EGO DICE QUE PRESENCIA ES… (pincha aquí)

Estate muy atento porque muy pronto colgaremos un post donde explicamos como entrar en la dimensión espiritual, no te lo pierdas!!!

Y para mantenernos conectados no dudes seguir estos pasos 

PASO #1

Siguenos en instagram

Los mejores contenidos y tips para mantener tu enfoque, en nuestro canal de instagram

PASO #2

Nos vemos en la red más visual

Síguenos en youtube para descubrir más enseñanza, vídeos de crecimiento y mucho más.

PASO #3

Disfruta del contenido

Síguenos en facebook, noticias, frases liberadoras, vídeos y contenido para tu realización.

Esta entrada tiene 2 comentarios

  1. Fran

    Hola Sergio sobre la presencia, qué papel tiene el gestionar tu futuro personal y laboral, si vives en presencia no puedes permitir pensamientos sobre tu futuro porque saldrías del estado natural, pero por otro lado hemos de por ejemplo ganar dinero para comer y saber preveer ciertos problemas futuros, me gustaria saber tu opinion al respecto.

    Gracias, te sigo desde hace un tiempo y estoy muy em resonancia con todo lo que escribes y publicas.

Deja una respuesta