1. UNA INTRODUCCIÓN AL DESPERTAR
2. Primer Poder: Introducción al Primer Poder
3. CONFERENCIAS
4. TIPS DE DESARROLLO
PREGUNTAS RESPUESTAS
SEGUNDO PODER: INTRODUCCIÓN AL SEGUNDO PODER
Contenido práctico y conferencias
8. TIPS DE DESARROLLO
9. PREGUNTAS RESPUESTAS
TERCER PODER: INTRODUCCIÓN AL TERCER PODER
CONTENIDO PRÁCTICO Y CONFERENCIAS
TIPS DE DESARROLLO
PREGUNTAS RESPUESTAS
CUARTO PODER: INTRODUCCIÓN AL CUARTO PODER
CONTENIDO PRÁCTICO Y CONFERENCIAS
TIPS DE DESARROLLO
PREGUNTAS RESPUESTAS
QUINTO PODER: INTRODUCCIÓN AL QUINTO PODER
CONTENIDO PRÁCTICO Y CONFERENCIAS
POSCAST: AUDIOS ENSEÑANZA
TIPS DESARROLLO
PREGUNTAS RESPUESTAS
SEXTO PODER: INTRODUCCIÓN AL SEXTO PODER
CONTENIDO PRÁCTICO Y CONFERENCIAS
SEPTIMO PODER: INTRODUCCIÓN AL SÉPTIMO PODER
26. CONTENIDO PRÁCTICO Y CONFERENCIAS

10. Tercer Poder introducción

Todos sabemos que en nosotros está la existencia y la no-existencia. Todos sabemos que del mismo modo que podemos llenar una vasija y utilizar el espacio para llenarlo de agua, sabemos que lo que no tiene forma es tan útil como la forma. Hay un dimensión en nosotros que se conecta con lo superficial pero también hay en nosotros una profundidad sondable que puede penetrar un abismo de quietud interior y que es potencialmente “LA NADA”.

Descubrir nuestra dimensión espiritual es lo que cualquier ser humano que desea el despertar necesita, pero si no somos capaces de descubrir ese misterio vacío que está en todo, no despertaremos. Primero debemos de descubrir que:

1. Los pensamientos emergen en la substancia silenciosa que somos.

2. Las sensaciones y emociones transitan en la substancia silenciosa.

Con esta mirada descubres que todo lo que es conocido (sea lo que sea) se conoce en el silencio interior. Así que lo primero que hacemos es mirar dónde todo emerge. Lo miramos en nosotros primero y una vez nos volvamos un poco más silenciosos en nuestro mirar, podremos descubrir que esa substancia está en Todo Lo Que Es.

¿Que pasaría si te dijera que el 98% de tu experiencia está hecha de vacío? No me creerías, porque tu conciencia está enfocada en la experiencia y en el percibir la forma. El existencialismo consciente ha nublado nuestra visión, somos tan conscientes de que la forma existe, la hemos hecho tan real que somos capaces de percibir lo informe. 

Pero cuando somos capaces de mirar al reino de quietud interior que es inseparable del Ser, descubrimos que estamos presentes en medio de un entorne abismo de vacío interior. Este vacío no es inseparable de ti o independiente, sino que tú eres en tu totalidad un vacío infinito.

La posibilidad de penetrar el vacío es rara y, actualmente no son muchos los que son capaces de disolverse en este abismo interior de infinitud silenciosa. Pero, si miras con cuidado percibirás que lo que eres jamás ha sido arañado, porque las experiencias de la vida son sólo apariencias que surgen en ti, y lo hacen en un inmenso campo de pureza silenciosa.

Este vacío es indestructible, y tú, eres en tu mayor parte vacuidad, pero si vives por debajo del nivel de los pensamientos, vives tras la creencia que solo lo que existe puede ser lo real. 

Vacío es la tercera fuerza imprescindible para la realización, es en vacío donde reconocemos que no somos las apariencias de las circunstancias, reconocemos el infinito espacio de conciencia silenciosa y descubrimos que es el reino de los cielos del que hablaba Jesus. Las enseñanzas de Budha vida hacían énfasis en el vacío y en el Anata (no yo) como fuente de inspiración para los estudiantes. 

Es en vacío donde experimentamos en nuestras prácticas la sensación de expansión e infinitud, ya que este, semejante a la inmensa sensación de espacio, nos absorbe hacia la sensación de la totalidad y Unidad, y descubrimos que nuestro Ser no tiene límites, no hay fronteras y no puede estar delineado por la imaginación.

En vacío todo se desdibuja y experimentamos la aespacialidad del Ser. 

Si miras con cuidado una noche estrellada descubrirás que los astros, las estrellas y los planetas flotan como puntos brillantes en medio del espacio celeste. Todo el mundo cuando mira al cielo se centra en los puntos luminosos y no es capaz de percibir el inmenso espacio ingrávido que sostiene todo el universo. Es en una mirada profunda y al detenernos interiormente cuando nos asombramos de cuan rodeados estamos de un inmenso espacio infinito que lo sostiene todo. Si todavía no te has maravillado con ello, es porque no te has quedado lo suficientemente silencioso interiormente para mirar.

¿Cómo descubrir vacío?

Al penetrar el silencio interior, descubres que la mente también surge en él y te reconoces como una conciencia más profunda que no tiene significado aparente, en ese reconocimiento la mente se queda en silenciosa actitud y caes en la Presencia presente del instante, esto sucede cuando todo nuestro mundo se queda en silencio, o cuando por sutileza sentimos la vida presente en nuestro interior. Este es el primer paso. Lo primero entregamos el mundo (haz clic aquí para conocer entrega) y el segundo paso es sentir Presencia (haz clic aquí para conocer presencia)

Y ahora viene la clave, pues el hipnotismo existencial impide que reposemos en los aspectos silenciosos de nuestro Ser y pasamos el tiempo pensando en la existencia sin detenernos a observar nuestro ser silencioso. Pero, si permanecemos el tiempo suficiente en la Presencia silenciosa, descubrimos que en ella hay una intensa sensación de nada o vacuidad. En ella está la gracia del Ser. Al sentir el silencio interior que es inseparable del ahora, una sensación de liviana quietud crece en nuestra percepción, revelando que la ausencia del mundo o de lo personal es existencia viva y floresciente. Esta sensación de permanecer silencioso y presente en el ahora, comienza a volverse más profunda en la medida que permanecemos en ello, en calma dejando que las apariencias fluyan sin resistencia. Con el tiempo, en esta actitud, vacío se revela.

¿Pero… tienes la paciencia para mirar a través de presencia? 

Vacío es el silencio absoluto, es aquello que por su sutileza puede estar en medio de la brizna de la hierba y no la roza… vacío es el exuberante y sutil espacio infinito donde Presencia puede hacer surgir la Magia de la creación. 

La Vida viene y va en el inmenso vacío, que es el lienzo en blanco donde se escribe la experiencia, la experiencia viene y va, a la experiencia le puedes llamar, la danza de este hermoso y profundo vacío. Los seres humanos tienen el espectro completo del Ser, en nuestro interior hay una subtancia esencial a la que se le ha llamado Dios. Esta substancia es tan sutil que nuestra percepción no la puede conocer. Cuando nos alineamos en la percepción con ella, sentimos que desaparecemos y no hay nadie en casa. 

Al despertar, que no es más que el reconocimiento del sí mismo (llamado así por Ramana Maharshi) descubrimos que hay algo muy real (no vinculado ordinariamente con la realidad) que está sosteniendo todo el Universo.

Esta substancia original es un descubrimiento para el Ser humano tan identificado con el mundo de la forma. Es por esto que al despertar, el inmenso carrusel ilusorio del ir y venir de la experimentación, donde ascienden y descienden las impresiones de las que somos conscientes, se conocen como:

1. Una apariencia en medio de la substancia eterna.

2. Movimiento en medio de la quietud.

3. Apariencias imaginadas y creadas por la Consciencia. 

4. No somos lo que experimentamos, somos Vacío.

5. El hecho de ser consciente es la activación del vacío.

Este es el motivo por el cual, el contacto con la eseidad interior sea la liberación de una condición consciente de la individualidad, que es ilusoria dicho sea de paso, pues todos somos ese vacío y, la apariencia de individuos es una extensión de él.

Todo lo que es registrado y eres consciente pertenece al sueño de la experimentación, donde el que percibe y lo que es percibido aparentan ser dos que danzan simultáneamente, cuando en realidad es la danza de un vacío uno e indivisible. La existencia es la danza de este vacío y lo que en él acontece es como la bruma de una ola… que no es permanente y no afecta al océano. 

En contacto con él todo se desvanece y solo queda la pureza. Puedes estar presente en el ahora una y otra vez, pero cuando tocas el vacío la sensación de presencia da paso a un inmenso abismo de absoluta nada y Pura conciencia. Porque Todo se desvanece en su mágica esencia, la creación pasa a ser inexistente y se reconoce que detrás de todo hay Pura omnisciencia total. 

Vacío es tu Ser inmaculado antes de toda activación. Somos la página en blanco donde se escribe la experiencia. Somos ese lienzo incoloro en el que los acontecimientos se van expresando y donde el gran artista llamado “la Conciencia” juega a Ser la creación. Naciste en blanco y morirás en blanco, porque lo que llamas pintura no es más que la capacidad de imaginar y pensar. No eres una obra de arte, sino que lo que eres resplandece en su silencio para Ser todas las cosas sin ser tintado por ellas. Recuerda, Vacío es lo único que perdura eternamente sin ser perturbado, Es el infinito potencial antes de toda activación. Es en vacío donde la mente juega al baile de la creación. 

¿Porque surge entonces el sueño y la creación? Quizás te preguntes esto, pero vacío no ha creado nada, el sigue siempre puro y virgen en su esencia . No fue vacío quien creó este mundo, sino que este mundo es una extension de su mágica inteligencia total. ¿Cómo lo hizo? Por supuesto vacío necesita de una esencia para expresarse en este mundo y creó la presencia para hacerlo (Leer presencia, haz clic aquí). Al hacerlo las cosas y formas pudieron tomar expresión, los pensamientos pudieron surgir, pero hay un lugar donde estos desaparecen y ello es en el Vacío. 

Vacío es lo único que es libre de todo lo que existe y es el origen de la creación. Es en vacío donde la experiencia humana tiene un lugar donde reposar y en en vacío donde la vida puede ir y venir en el sustento amoroso. 

Vacuidad no es una experiencia no lo olvides, sino el manto en blanco donde la experiencia humana tiene lugar. Es la inteligencia y el Puro potencial en estado Absoluto.

Sergio N

×
×

Carrito