TU REALIZACIÓN ES EL PRINCIPIO DE UNA VIDA HERMOSA

EL MOMENTO PRESENTE

Belleza presente

No tienes que estar presente, eres el momento presente, lo que tu llamas el abandono del presente es la activación de la persona. Cuando la consciencia crea cualquier cosa, ya sea un recuerdo o un desenlace futuro sientes una desconexión, esta desconexión es el presente aparentando una fabricación, pero es el presente. 

El momento presente se hace evidente cuando la Consciencia se desactiva, usted deja de pensar y al hacerlo caes en el presente. ¿Realmente caemos en el presente? No caemos en el presente sino que reposamos nuestra actividad y al hacerlo moramos en una conciencia natural.

Tu eres la libertad inherente a la ausencia del pensar, esta conexión con tu Ser más profundo es revelada cuando cesa el proceso de pensamiento. E momento presente es una dimensión atemporal que burla las fracciones del tiempo, el pensar sobe el futuro o el pasado no le afecta o lo modifica, es solamente una apariencia en él. Cualquier historia personal, especulación, logro futuro etc, son solo apariencias en el presente.

Es por esto que el momento presente siempre será libre de lo que aparece, si te vuelves el momento presente o vives el momento presente, solo puedes hacerlo cuando eres libre de lo que acontece. Lo que aparece es solo lo que aparece, eso es todo. 

Hay muchas cosas que te conectan con el momento presente, y es posible que todas estas técnicas las necesites mientras la actividad del buscador o la mente sigan demasiado activas, pero en la medida que bebas de la fuente de lo atemporal se crearán brechas de atemporalidad que harán del presente tu lugar habitual, revelando la profunda libertad de su naturaleza.

Ser consciente del caminar, observar la belleza de un paisaje, escuchar música atentamente, revelan la conexión con el flujo libre del momento presente y te hacen más consciente de tu conexión con la vida y la belleza de Ser y Existir. Entrar en el momento presente, es crear belleza en tu instante, crear libertad y amor por el Ser. 

Inmensidad, espacio y amor.

Deja un comentario